Con una inversión de 170 millones, el emprendimiento busca democratizar la panadería saludable.

Bread Lovers es un emprendimiento que saltó de la panadería tradicional a ser una apuesta ambiciosa en uno de los mercados más tradicionales del país, la venta de pan.

La compañía busca encontrar el balance perfecto entre la tradición y nuevos ingredientes que transforman la categoría (bakeryindustry) y vuelven a traer todo lo bueno del pan a la mesa en un mundo cada vez más digitalizado, donde los puntos de venta físicos comienzan a ser centros de experiencia y prueba de nuevos productos, más que un lugar para cerrar la venta.

La diferencia de esta compañía frente al negocio tradicional radica es su estrategia enfocada en la tecnología. El modelo inicia cuando sus clientes solicitan el producto y por georeferrenciación buscan a el aliado más cercano para llevar a la mesa nutrición saludable a domicilio.

Basados en su modelo de geolocalización para la entrega de producto, Bread Lovers planea expandirse durante el 2020 y abrir sedes en Villavicencio y Cali. En términos de labor social, la marca apuesta por seguir impactando exponencialmente de acuerdo al aumento de sus ventas en términos de responsabilidad social y de acuerdo a esto, generar también impacto positivo por medio de nuevas vacantes, ya que actualmente son generadores de 13 empleos directos e indirectos.

Uno de los retos de los nuevos negocios es ir más allá de un portafolio de productos, las empresas que nacen en este nuevo siglo buscan obtener ganancia de la misma manera que generar impacto. Bread Lovers es más que una compañía que hace pan para vender pan, su filosofía se basa en la frase “tú eres lo que comes, por eso nutrimos corazones”, es por esto que su gran respaldo son las recetas saludables que quieren posicionar en el mercado nacional.