Una vez terminada su vida útil, el aceite debe ser gestionado de manera adecuada para evitar su negativo impacto en la salud humana y en el medio ambiente.

Los establecimientos que generan los residuos de aceite deben cumplir una serie de obligaciones, entre estas, se encuentra su correcta disposición final, identificación, almacenamiento y entrega a un gestor autorizado.

Según una encuesta realizada por Revista La Barra y Frytol sobre el conocimiento de características claves del aceite y cómo se gestiona en las cocinas de los restaurantes, mensualmente más del 55 % de los restaurantes usan menos de 100 L de aceite al mes.

Y ¿Qué hacen los restaurantes con los residuos de este insumo?

  • Lo vende (53 %)
  • Lo dispone en la basura (13 %)
  • Lo regala (9 %)
  • Lo reutiliza (7 %)
  • Lo almacena o elimina por el desagüe (18 %)

¿Cuál es el proceso correcto de disposición final?

Una vez listo para su reemplazo, el aceite vegetal se debe dejar enfriar, filtrarlo y guardarlo en una botella plástica. Es importante que la botella en la que se almacene el aceite usado no contenga agua o ninguna sustancia distinta al aceite.

Si cuenta con un proveedor aliado experto como Sigra, además de brindarle productos de excelente calidad para su cocina, lo ayudarán a darle una adecuada gestión al residuo de este insumo, para ello, luego de envasarlo podrá comunicarse con ellos para hacer entrega del aceite usado.

¿Qué ocurre con el aceite vegetal entregado?

El aceite vegetal usado recolectado por Sigra es entregado a Greenfuel, un gestor autorizado para su disposición final, que lo procesa y exporta al mercado europeo de biomasa, donde se convierte en biocombustible, produciendo energía renovable y biodegradable que genera menores emisiones de azufre y carbono, contribuyendo a reducir de manera directa el calentamiento global  y la lluvia ácida. De esta manera se garantiza el cierre del ciclo de todo el aceite recolectado.

Beneficios de dar una correcta disposición al aceite vegetal usado:

  • Se contribuye a la preservación del agua.
  • Se ayuda a disminuir la huella de carbono.
  • Se protege la salud del consumidor.
  • Se desestimula la industria ilegal.
  • Se recibe el certificado de recolección y disposición final.
  • Hay una compensación económica.
  • Se contribuye al cuidado del medio ambiente.
  • Se apoyas la generación de combustibles limpios.

Si desea obtener la información completa sobre este tema y saber más sobre Sigra y su marca de aceite líder para freídos de alto rendimiento lo invitamos a descargar su E-BOOK “Manual de Freído” AQUÍ