Una buena implantación y ejecución de los procesos de mantenimiento asegura una gran disminución de las situaciones de riesgo, y de los daños de equipos que entorpecen la efectividad de las labores cotidianas en la cocina.

En primera instancia, para mantener en buen estado de todos los equipos en función de sus espacios, es recomendable contar con una empresa confiable que realice el ajuste de los mecanismos de dichos dispositivos antes de que estos comiencen a fallar, a este tipo de mantenimiento se le llama mantenimiento preventivo.

Antes de realizar un mantenimiento: 

  • Verificar que todos los engranajes funcionen a la perfección.
  • Esta tarea es probablemente la más sencilla. Consiste en lubricar todas las bisagras, ruedas, cadenas y engranajes que tengan los equipos para asegurar que su funcionamiento será el óptimo y disminuir las posibilidades de que ocurra un atasque o un sobrecalentamiento de su motor.
  • Se trata de rellenar los fluidos a niveles óptimos para su buen funcionamiento, como anticongelantes y aceites.
  • Esta tarea es la eliminación de manchas y de acumulaciones  de comida que se puedan generar en algún equipo, con el propósito de que el olor, el sabor o la apariencia de los alimentos que se preparen o almacenen en él no se vean comprometidos.
  • Recordemos que este mantenimiento se hace mientras los equipos están funcionando, por lo que no interfiere con las labores, además de un ahorro significativo en la factura. 

Sustituir las piezas rotas o desgastadas:  Algunas partes de los equipos se desgastan con el tiempo y necesitan ser reemplazadas. Aunque parezca algo sin  importancia es sumamente importante que estas sean reemplazadas antes de que causen otros problemas graves.

Cuidar Los Equipos en Acero Inoxidable correctamente:  La mayoría de los equipos comerciales para restaurante son construidos en acero inoxidable el cual si no se cuida correctamente se corroe o se puede manchar. A diferencia del hierro el acero inoxidable o “stainless steel” contiene metales adicionales como el cromo y el níquel.

Por otro lado la planificación anual, semestral o trimestral de la revisión intensiva por parte del servicio técnico de cada máquina o instalación también facilita la gestión económica del mantenimiento. Además con este sistema se reduce notablemente el mantenimiento correctivo y de urgencia que podría suponer un gasto importante en comparación con el que por un mantenimiento preventivo de garantías.

¿Qué implica garantía de equipos?

De acuerdo con la Superintendencia de Industria y Comercio, tanto los productores como los expendedores están obligados a responder solidaria y directamente ante su compradores por la efectividad de la garantía.

Dicha responsabilidad surge por disposición expresa de la Ley 1480 de 2011 y de la Constitución, por lo que generalmente cada proveedor cuenta con una póliza de garantía y en especial en  productos de naturaleza duradera como equipos de cocción y refrigeración,  se debe prestar un adecuado servicio técnico y la existencia de repuestos durante el plazo mínimo de 5 años a partir de la fecha en que el producto deje de fabricarse.


Para obtener asesoría, consulte con profesionales que aseguren el valor de su inversión y resguarden la integridad de su personal. Hobart es líder mundial del mercado en tecnología de lavado comercial y el fabricante reconocido de equipos de cocina, preparación de alimentos y tecnología ambiental a la medida de su negocio. Si desea más información diligencie el siguiente formulario.