El Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos reveló un estudio que vincula a bares y restaurantes con el rebrote del nuevo coronavirus en 10 estados.

Entre los adultos que dieron positivo por coronavirus en Estados Unidos se encontró que había el doble de probabilidades de que hubieran estado en un restaurante durante los 14 días previos al contagio comparado con aquellos que resultaron negativo.

“Además de cenar en un restaurante, era más probable que los pacientes contagiados de coronavirus informaran haber ido a un bar/cafetería”, dijeron los investigadores.

Lea también: Protocolos de bioseguridad, resolución 666 en los negocios

De hecho, los hallazgos muestran que “el contacto cercano con personas positivas o frecuentar lugares que ofrecen servicio en el punto de venta se asocian con el contagio de COVID-19””, explica el CDC.

El estudio fue aplicado a pacientes sintomáticos que se hicieron la prueba el pasado 11 de julio en California, Colorado, Maryland, Massachusetts, Minnesota, North Carolina, Ohio, Tennessee, Utah, y Washington.

Además de frecuentar restaurantes, las personas fueron interrogadas por otras actividades como ir de compras, ir al salón de belleza, ir a una reunión social con más de 10 personas en una casa, asistir a la oficina, usar el transporte público e ir a servicios religiosos.

El reporte dijo que quienes resultaron positivos tenían el doble de posibilidades de haber estado en un restaurante. Sin embargo, no se aclara si las personas se sentaron en el salón o al aire libre.