La cocina peruana es un tesoro de la gastronomía latinoamericana. Sus recetas se han convertido en referentes en el mundo por sus exquisitos sabores y su diversidad de fusiones. A través de su oferta, los comensales tienen la oportunidad de disfrutar de un viaje que va desde lo simple de un lomo saltado hasta lo complejo de la pachamanca.

Con el paso de los años, sus ricos platos y exóticas combinaciones han cautivado los paladares de apasionados y expertos del arte culinario, que cada vez más ven en la cocina inca una oportunidad para construir las mejores experiencias de una buena mesa.

Para Laura, Juan Camilo y Ricardo Niño, creadores de Kuna, una desafiante propuesta de gastronomía peruana en Bogotá, el crecimiento de esta cocina en el mundo no sería posible sin el toque que le aplican algunos ingredientes a las recetas propias de ese país suramericano. Pero, ¿cuáles son esos ingredientes mágicos que crean sabores auténticos en la mesa de muchos comensales? Aquí se los contamos

Maíz chulpi

Es un maíz propio del Perú que se tuesta y sala. Se utiliza como guarnición o para acompañar platos como el ceviche peruano.

Ají rocoto

Este ají, parecido a un pimentón pequeño, es de color rojo y se caracteriza por ser picante. Se emplea en la cocina desde la época de los incas y es la base de platos típicos como el rocoto relleno de Arequipa.

Ají huancaína

Es otra variedad de ají. También parece un pimentón pequeño, pero es de color amarillo y menos picante que el rocoto. Es comúnmente usado en el ají de gallina y algunos arroces y tallarines.

Cebolla roja

Se utiliza de forma amplia en la gastronomía peruana por su sabor y contraste con los demás ingredientes. Es un componente clave de platos como el lomo saltado limeño.

Cilantro

Es una especia que otorga una aroma y sabor muy deseable para los apasionados de la gastronomía peruana. Se utiliza en recetas tradicionales como la leche de tigre, el ceviche peruano y el tiradito de pescado.

Sin lugar a dudas, para Kuna la cocina peruana es su inspiración. Por eso, día a día se dedica a llevar a su mesa las más tradicionales fusiones de la cultura inca, que indiscutiblemente son el secreto del crecimiento de esta cocina en Colombia y en el mundo.