Fiel a su esencia de vanguardia y sofisticación, Dislicores presenta cinco nuevas tiendas físicas: Rosales en Bogotá, Sincelejo, Cali, Envigado y Medellín.

Dislicores continúa su expansión por todo el territorio colombiano, en esta oportunidad presenta cinco tiendas físicas más en el país que estarán ubicadas en Bogotá en el sector de Rosales, en Sincelejo en la Avenida Mariscal Sucre, en Cali en la Avenida Sexta, en Envigado en el Mall Distrito Avignon y una más en el Alto de Las Palmas en Medellín, ciudad donde también se hará la reapertura de la tienda ubicada en el Centro Comercial Oviedo.

Todas estas tiendas llegan con el mismo formato de Wine Store que la compañía ha venido manejando en los últimos años, el cual está basado en ofrecer a las personas no solo productos sino también experiencias de placer y bienestar. Más de mil referencias en vinos, destilados, maltas y licores del mundo estarán disponibles allí, así como alimentos, anchetas, empaques de regalo y productos exclusivos” agregó Martha Arango, directora Comercial Store de Dislicores.

Entre las experiencias que ofrecen las tiendas está la asesoría permanente de sommeliers, dispuestos para acompañar el proceso de compra de acuerdo con los gustos, presupuesto y ocasión, de las personas. También se encuentra la posibilidad de hacer catas privadas con grupos de amigos, familiares o equipos de trabajo, que son guiadas por expertos en vinos o en coctelería, según escoja el cliente.

La compañía reconoce que en Colombia expandir la cultura del vino tiene un potencial importante, por eso quiere apostarle a llegar no solo a ciudades con grandes desarrollos, sino también a ciudades intermedias y presentarles una tienda diferente con una buena propuesta. “Nuestro objetivo es mantener una experiencia unificada en todo el territorio nacional, es decir, que las personas van a encontrar lo mismo en todas las tiendas que visiten independientemente de la ciudad que sea” agrega Martha Arango.

Comprometidos con Colombia

Este ambicioso plan de aperturas ratifica la apuesta de la compañía de seguir construyendo país, de esta forma, cada tienda abierta genera de cinco a siete empleos directos y aproximadamente entre 50 y 60 indirectos.

Otro de los proyectos que se está gestando continuamente al interior de Dislicores tiene que ver con la transformación digital. A la fecha, la empresa tiene disponibilidad de compra a través de la web, la línea de ventas en WhatsApp y de Rappi, de esta manera las personas están a un clic de acceder a todo el portafolio de productos y servicios de Dislicores.

La compañía tiene la proyección para lo que resta de este 2021 de tener abiertas 38 tiendas a nivel nacional. Este primer semestre del año cierra con 28 tiendas, lo que significa que en el segundo semestre del año se hará la apertura de diez tiendas más, un plan bastante ambicioso que refleja el liderazgo, la innovación y el compromiso que siempre ha caracterizado a Dislicores.