Conocer con exactitud sus necesidades de producción le permitirá elegir los equipos menores que mejor se ajusten a su propuesta gastronómica, teniendo siempre en mente la funcionalidad y durabilidad.

Por Laura García
periodista Axioma B2B Marketing

Los equipos menores, que pueden ser eléctricos o mecánicos, se caracterizan porque su capacidad y tamaño son apropiados para procesos de producción que implican bajos volúmenes de materia prima. Por ello, conocer con exactitud qué y cuánto se fabrica en su establecimiento lo ayudará a elegir el equipamiento adecuado.

“Lo importante es conocer la necesidad que se tiene, no irse siempre por el precio del producto sino por su capacidad, porque es muy importante no excederse, pero tampoco quedarse corto, pues de eso depende, en gran parte, la vida útil del producto”, comentó Rafael Ramírez, subgerente de Joserrago.

En el caso de una licuadora, si el objetivo es hacer smoothies stirring device 232689 1920 300x200—una preparación donde normalmente se maneja pulpa congelada— o gran variedad de cócteles, se va a necesitar un equipo menor con capacidades robustas, pues de su potencia dependerá que se cumpla con la meta de producción y de su diseño que tenga una larga trayectoria en su cocina.

“En las cocinas la agilidad y la practicidad son muy importantes para ofrecer un servicio oportuno”, explicó Osorio Zapata

De acuerdo con Ómar Osorio Zapata, jefe de la categoría institucional de Landers y Cia, en el sector institucional se priorizan dos aspectos a la hora de adquirir un equipo menor: funcionalidad y durabilidad.

En el caso de la funcionalidad, esta implica que el artículo sea fácil de usar, ligero y pertinente, pues Omar Osorio Zapata de Landers y Cia 233x300“en las cocinas la agilidad y la practicidad son muy importantes para ofrecer un servicio oportuno”, explicó Osorio Zapata. En cuanto a la durabilidad, hay que tener en cuenta que esta clase de equipos se someten a usos continuos y prolongados que podrían afectar su vida útil, un inconveniente si tenemos en cuenta que las constantes reparaciones repercutirán en el presupuesto del establecimiento.

“Necesitamos una licuadora que reciba comida caliente, aliño, pulpa, hielo, que sirva para todo, porque en un restaurante uno no puede estar revisando cuál cuchilla sirve para qué”, añadió Osorio Zapata.

Cabe resaltar que la multifuncionalidad de los equipos implica que su costo sea superior al promedio, por lo tanto es importante evaluar si esa característica es indispensable en su restaurante porque la decisión de adquirir un artículo de este tipo debe ser impulsada por una necesidad real identificada previamente. Otro aspecto que debe ser considerado a la hora de elegir un equipo menor es la asepsia, pues la meta es que las preparaciones que salen de su cocina deleiten a los comensales, asegurándose de que nada de lo consumido ocasionará alguna enfermedad.

“Básicamente, las partes de los equipos que entran en contacto directo con alimentos no pueden tener metales pesados, como cadmio y plomo. También hay que tener en cuenta el acero inoxidable, pues debe ser producto de una muy buena aleación, porque no todos son aptos para entrar en contacto con alimentos”, reveló Camilo Álvarez Vélez, especialista en I+D de Landers y Cia.

¿Qué tanto importa el proveedor?

Muchas veces la selección final de un proveedor es motivada por la variable económica, sin embargo, es necesario tener en cuenta el servicio posventa que ofrece, pues el respaldo y la garantía son variables que definirán qué tanto podrá disfrutar del equipo en un futuro cercano.

“Aparte del desgaste natural de las piezas mecánicas, lo que más se daña es su parte eléctrica, por ello el proveedor debe disponer de repuestos, por al menos dos años después de vender el producto, para garantizar que los usuarios tendrán un respaldo al respecto”, aseveró Álvarez Vélez

Cuando un equipo menor es adquirido a una kitchen utensil 2462565 1920 300x200empresa que se dedica exclusivamente a la importación, la reparación y reposición de piezas se convertirá en un dolor de cabeza para el restaurador porque deberá buscar soluciones por sí solo. En muchos casos será más fácil adquirir un nuevo artículo y el presupuesto del establecimiento será el mayor afectado.

Equipos electromenores que todo nuevo restaurante debe tener

Una licuadora es imprescindible, pues su versatilidad permite optimizar procesos de producción y ofrecer una carta más amplia de bebidas y salsas. Los nuevos restauradores también deben dotar su establecimiento con un horno microondas comercial, ya que será su aliado para calentar, descongelar y alistar pedidos en muy poco tiempo.

Los procesadores de alimentos también hacen parte de la lista, sacar julianas, tajadas, cubos será mucho más fácil cuando su cocina está dotada con esta clase de equipos.

“Básicamente, las partes de los equipos que entran en contacto directo con alimentos no pueden tener metales pesados, como cadmio y plomo”.

En el caso de que el café no sea el protagonista de su propuesta de valor, una máquina de café será su mejor aliado, en el mercado existen equipos automáticos que entregan listos americanos, espressos, capuccinos y machiatos, y que además calientan agua y leche para preparar otra clase de bebidas.

Las sanducheras o paninis son equipos que también deben ser considerados, pues el comensal actual se ha dejado seducir por productos fáciles de llevar y consumir, como los sándwiches, que se fabrican con estos artículos. En el caso de las creperas y las waffleras, la decisión de compra debe estar mediada por los productos que hacen parte de su carta.

Tips para elegir el equipo menor más adecuado

  1. Conozca con exactitud las necesidades de producción de su establecimiento.
  2. Prefiera la funcionalidad sobre la multifuncionalidad.
  3. La asepsia debe ser una prioridad.
  4. Contacte a un proveedor con buen servicio posventa.
  5. En últimas, la selección depende de las necesidades de su comensal y su propuesta de valor.