En la reciente edición de los Premios La Barra – Elite Professional 2019 se hizo un reconocimiento a San Andrés, Providencia y Santa Catalina por su diversidad y calidad de cocinas.

Por: Carlos “Toto”Sánchez

El Archipiélago no solo es un conjunto de hermosas islas de playas blancas en un mar de siete colores. Es el hogar de una comunidad que es resultado mismo de la mezcla de pueblos y comunidades, que no solo tienen una cultura muy particular, sino que también poseen una riqueza culinaria que vale la pena conocer.

La cocina raizal, la de los nativos, mezcla de ingleses, franceses, indígenas y negros, se caracteriza por un profundo respeto y conocimiento sobre los productos del mar. Es así que se encuentra, además de una gran oferta de pescados, una variedad de crustáceos, moluscos y equinodermos que complementan los sabores del mar. Langostas, caracol pala, erizos de mar y el cangrejo negro, recientemente reconocido como Producto con Denominación de Origen, entre muchos otros productos, se encuentran en las ollas nativas.

Al recorrer la isla es posible encontrar que se esté preparando el rondón o roundown en el yard o patio de las casas, o en los fireside o fogones, algunos de los cuales se disponen en espacios cerca de las playas. El rondón es el plato más representativo del archipiélago. Se trata de una preparación en la cual se combinan pescado, caracoles, tubérculos y vegetales, y se dejan cocinar lentamente en leche de coco hasta tener un guiso sabroso que se complementa con el sabor del pigtail, colitas de cerdo en salmuera y los dumplings, masas de harina de trigo que se cocinan en el Rondón.

En algunas zonas de la isla es posible encontrar jerks o barbacoas, en las cuales se preparan cerdo y pollo con una gran diversidad de especias, entre las que no pueden faltar la albahaca y el ají dulce. En las tardes las mujeres montan en las calles sus Fairtables, unas mesas en las que se ofrece una gran variedad de platos salados y dulces, como crabspatties o empanadas de cangrejo, ensalada de caracol, cangrejos guisados, y tartas de coco y maíz, entre otras. En las playas, y en especial en islote de Jhonny Kay, se puede disfrutar de pescado frito acompañado de fruto del árbol del pan, así como de ceviches y cócteles emblemáticos como el cocoloco y la piña colada, gracias en buena medida a la Cooperativa de Pescadores, que garantiza pesca fresca.En Providencia y Santa Catalina.

En la tradición isleña los domingos se comparte en familia un cake o torta, y entre las más deliciosas se encuentran las que prepara Miss Eugenia en La Loma:tortas de plátano, batata, maíz, auyama, y los clásicos lima pie, pumpkin pie y torta de piña glaseado, entre muchas delicias.

Existen varios restaurantes de cocina tradicional isleña que vale conocer, como el Restaurante Miss Celia, Capitan Mandy, Miss Janice Place, El Paraíso o TheIslander, entre otros, en los que se puede disfrutar de las deliciosas preparaciones de San Andrés. Los sabores isleños se pueden encontrar en Providencia en los restaurantes Divino Nino Jesus, Deep Blue Restaurant y Caribbean Place Donde Martin. En comida de mar se destacan en la isla de San Andrés los restaurantes La Regatta, The Grog Rocky Cay y El Rincón de la Langosta, aunque existen otros muy buenos e interesantes lugares.

Dado el crecimiento de la isla de San Andrés por su condición durante muchos años de puerto libre y por el turismo, diferentes comunidades se han instalado en las islas, aportando a su vez su cultura culinaria.