Francisco Prado es un cocinero con temperamento; lo demostró al ser arquitecto por compromiso y un apasionado de los fogones por convicción. Eso se percibe en cada uno de sus proyectos: La Cocina; un espacio en donde se vive la esencia con la que el creador quiere cautivar a sus comensales; su servicio de catering que tiene fieles seguidores en la región y fuera de ella, por su cuidadoso manejo de los detalles; FP Bocaditos en donde se pueden disfrutar las delicias vallunas como en la casa de la abuela y su último proyecto La Hacienda El Bosque, un lugar idílico donde puede dejarse llevar por la magia del nivel de evolución gastronómica de este gran cocinero y empresario caleño.

POR JUAN MANUEL MORENO
ASESOR DE RESTAURANTES