En el mundo, las bebidas más consumidas son el café y el té, esto depende mucho de las culturas y tradiciones. Por ejemplo, en países nórdicos como Islandia o Noruega la ingesta de café prima frente a otras bebidas.

De acuerdo con un estudio de Kantar World Panel, en Colombia, una persona consume cerca de 250 tazas de café por año; esto contrasta con la preferencia de los ingleses, turcos y de la mayoría de los países asiáticos en donde la preferencia es beber té.

Compañías desarrolladoras de bebidas se convierten en jugadores importantes del negocio, pues son quienes brindan los insumos a empresas multinacionales que se encargan de terminar el producto, etiquetar y distribuir al consumidor final.

Finlays, es una compañía inglesa con más de 250 años de existencia y presencia en Europa, Asia y América, que se encarga de proveer a grandes compañías extractos en polvo o líquidos de café y té para el desarrollo de distintas bebidas.

Lea también: ¿Cómo negociar en una rueda de negocios virtual?

La empresa aterrizó en Colombia en 2010 y gracias a la buena acogida en el mercado, estableció su hub comercial en el país desde 2015 en donde maneja los negocios para todo Latam.

El negocio de bebidas tiene dos tipos de productos que llegan al consumidor final: en forma de líquidos o embotellados listos para el consumo o RTD (por sus siglas en inglés Ready To Drink o listos para consumir) y productos en polvo para hidratarlos o reconstituirlos en agua, en leche u otros líquidos como son los extractos de té y café. Muchas de estas bebidas llegan a las personas en restaurante o cafeterías.

La compañía continúa trabajando con empresas locales y multilatinas para seguir expandiendo el negocio y fortalecer su presencia en el país con bebidas que se ajusten a los nuevos estilos de vida en donde se prioriza que sean menos azucaradas, más naturales y libres de aditivos nocivos.

También, ha evolucionado con los nuevos marcos regulatorios como la Ley de Comida Chatarra, que hará que los fabricantes enfoquen sus esfuerzos en reformular sus productos actuales.

Otros temas de interés: Oreste, la nueva apuesta gastronómica en Bogotá