Los emprendedores hermanos Sánchez Monje inauguran Sabor de la Memoria y La Terraza de Don Fadrique. Las dos propuestas gastronómicas se unen a su restaurante Don Fadrique.

Desde su inauguración en 1999, el restaurante Don Fadrique en Alba de Tormes a 20 km de Salamanca, es donde los hermanos Sánchez Monje desarrollan su particular cocina, tan reflexiva como imaginativa.

Fruto de la creatividad y de una acreditada experiencia culinaria, apuestan siempre los excelentes productos de la tierra y de las aguas del Tormes, un río de tradición pesquera, del que proceden las truchas, bogas y tencas imprescindibles en la carta de Don Fadrique.

Este verano, en plena crisis económica, sacan su lado emprendedor con sus dos nuevas propuestas gastronómicas, además de reabrir su restaurante insignia, Don Fadrique.

El nuevo restaurante “Sabor de la Memoria”

“Lo que buscamos en conmover la memoria por una razón concreta, puede ser desde algo tan sencillo como servir en una cazuela de barro hasta aspectos más complejos de los sabores. Atraer sensaciones y recuerdos a través de productos y elaboraciones tradicionales, actualizando ligeramente las recetas de nuestras madres y abuelas para llevarnos al gusto de antes, al sabor de la memoria” en palabras de Manuel Sánchez Monje.

De este menú, destaca entre otros “El bacalao del huerto carmelita”, una de las muchas recetas de Santa Teresa de Jesus, la única proteína que consumían. Según, Nicolás Sánchez Monje, quien gracias al carmelita Manuel Diego, se ha convertido en un gran estudioso de su cocina.

La nueva propuesta “La Terraza” de Don Fadrique

En pleno verano, dando respuesta a las necesidades actuales, que demanda amplios espacios al aire libre, abren La Terraza de Don Fadrique, en su gran jardín con vista sobre Alba de Tormes. Donde se ofrece una sugerente carta de vinos. El champagne, junto a los ibéricos Cerdos y Rosas, son una gran propuesta además de la hamburguesa de la casa, y su menú “tapas”.

El entorno invita a disfrutar hasta las altas horas de la madrugada. Abiertos ininterrumpidamente de 13:30 a 24:00h. Los viernes y sábados hasta las 2 de la madrugada, cocina incluida.

Los hermanos Sánchez Monje: dos emprendedores, hosteleros

Ambos son cocineros con un alto nivel de creatividad y un gran dominio de la técnica, sintieron desde muy jóvenes su vocación hostelera, por lo que pronto decidieron iniciarse en el campo de la restauración para dedicarse a ella en cuerpo y alma.

Nicolás, el mayor, se formó en la Escuela de Hostelería Fonda Veracruz de Salamanca y en el IFE de Madrid. Ha trabajado en prestigiosos establecimientos de España y Francia como son el Hotel AC Santo Mauro, el restaurante Zalacaín, el Hotel Ritz, la vinoteca El Sumiller, el hotel Plaza Athénée de París y la escuela de hostelería Saint Michel Mont Mercure, donde ha ejercido como profesor en prácticas y aprendido sus interesantes métodos de enseñanza. Debido a su carácter creativo, se encarga del diseño y ejecución de los platos, y es el sumiller de Don Fadrique.

Manuel, por su parte, se ha formado con diferentes chefs de la categoría de Joan Piqué en Mas de Torrent, José Escat y Andoni Luis Aduriz en Mugaritz. Con un perfil más técnico, el más joven de los hermanos es quien gestiona la empresa familiar.