Los hoteles Tryp Embajada, Wyndham Garden Villavicencio y Wyndham Art se mantienen abiertos y en plena operación, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad.

“Con la apertura gradual de los sectores, se vislumbra la reactivación de la economía. No obstante, a la hora de iniciar y reanudar negocios, hay muchas cosas que sólo se pueden realizar presencialmente por lo que empresarios y funcionarios requieren volver a viajar a Bogotá”, indica Denise Wälti, gerente del Tryp Bogotá Embajada, hotel que se ha mantenido abierto durante toda esta etapa.

La solicitud del gremio es permitir el desplazamiento de estos empresarios que ya están autorizados. “Hemos hecho grandes esfuerzos para mantenernos abiertos y apoyar a quienes por el aislamiento debieron quedarse o requieren un hogar en Bogotá. No obstante, para que la economía se reactive dentro el país es necesario que se habilite el transporte por carretera así como el aéreo cumpliendo todos los protocolos de seguridad”, explica Guillermo Galvis, gerente del Hotel Wyndham Art.

El administrativo también resalta que “vale la pena recordar que a Bogotá se viaja a hacer negocios y menos por ocio. Los ejecutivos de negocios viajan porque es estrictamente necesario y eligen lugares donde se cumplan rigurosamente los protocolos de bioseguridad pues cuidan su salud y la de sus clientes y sus propias familias”.

Precisamente por ello, durante casi 3 meses, los hoteles Tryp Embajada, Wyndham Art y Wyndham Garden Villavicencio, operados por Hoteles Diplomat, se han mantenido abiertos mientras preparaban los elementos y la capacitación del personal para implantar los protocolos de bioseguridad necesarios para cumplir no solo las normas nacionales sino las exigencias de orden internacional.

Esto incluye las salas de juntas necesarias para que los ejecutivos de negocios puedan atender sus reuniones de manera segura con sus clientes y aliados guardando el distanciamiento social mediante la ubicación estratégica del mobiliario y apoyándose en las ayudas audiovisuales de alta tecnología junto con los rigurosos procesos de preparación de alimentos y bebidas.

“Elementos el desayuno buffet se reemplazan por el servicio a la habitación. Así mismo, la cantidad de mesas y sillas se reduce al 30% para mantener el aislamiento social y proteger tanto a los ejecutivos de negocios como al personal”, añade Edgardo Laguna, quien agrega que hace 2 meses el sector de la hotelería especializada en mercado corporativo está lista para recibir a los huéspedes que requieren altos estándares y protocolos de bioseguridad.

“De hecho, los ejecutivos que se alojan en este tipo de hoteles se transportan en taxis blancos que cumplen los procedimientos de desinfección con cada huésped. Así, los hoteles son la mejor garantía de una recuperación económica que vaya de la mano del cumplimiento de las normas sanitarias”, agrega Laguna.

Nos mantenemos con las puertas abiertas y en plena actividad y estas semanas de menor ocupación nos han permitido reestructurar nuestros procedimientos para ajustarnos a la nueva normalidad que regirá cuando finalice el aislamiento. La seguridad de nuestros huéspedes y colaboradores es la prioridad de la organización”, explicó Denise Walti, gerente general del Hotel Tryp Bogotá Embajada.

También le puede interesar: Gobierno decreta medidas de reactivación para restaurantes en municipios no COVID-19.