Inspirados en los street snacks de Nueva York, dos colombianos decidieron traer el estilo callejero de las pizzas de Manhattan a un rincón en Chapinero. En Bogotá hay muchos lugares de paso rápido que venden pizzas a precios muy baratos. Sin embargo, este nuevo local llamado Frank’s Pizza propone un espacio donde lo que resalta es la calidad de los ingredientes de la pizza a la par de buenos precios y comodidad para pedir los slides sin tener que sentarse en una mesa o hacer reservaciones.

Este local minimalista pero bien acomodado, ubicado en la carrera 9 con calle 70 , comenzó como una idea de dos jóvenes de Bogotá que siempre quisieron emprender con los negocios gastronómicos.

La idea de Juliana Guerrero y Emmanuel Martes surgió cuando después de ir a una fiesta en Tampa, Estados Unidos, fueron a comer a un local de pizzería y se dieron cuenta que siempre estaba lleno, pero les llamó la atención que la gente no se sentaba en una silla o dentro del local. Pensaron que un lugar así, con buena pizza era una idea que en Bogotá no había sido explorada y decidieron arrancar.

También le puede interesar: TOMAR DECISIONES ÁGILMENTE ES UNA NECESIDAD PARA LOS RESTAURANTES

Primero se sumergieron detrás de los hornos de leña de Frank Mercer, uno de los chefs pizzeros más destacados de la escena del street food en Nueva York, para entender todo acerca de las pizzas de este estilo. Las pizas se destacan por una masa delgada de larga fermentación, y el triángulo es más grande que las porciones de una pizza tradicional.

El chef Mercer les dijo que las personas Nueva York dicen que el secreto de una buena pizza es el agua de la ciudad, sin embargo para el chef, realmente lo relevante son los ingredientes de calidad. Por esto Emanuel y Juliana decidieron optar por ingredientes de primera, como queso centurión y jamones importados que le dieran otro nivel a las pizzas.

Un año y medio después de tener la idea y en medio de la pandemia decidieron comenzar a hacer pruebas con los ingredientes en Bogotá, proceso que duro cerca de tres meses.

Este concepto le da un giro a las pizzerías tradicionales al ser un espacio muy casual, cercano al comensal por lo pequeño del local. Y también muy rápido en cuanto a su practicidad, son pizzas de porciones grandes y a buenos precios con relación a su calidad. Frank’s también ofrece pizzas en tamaños mediano (6 porciones) y grande (8 porciones) que se sirven en el local.

Le recomendamos leer:  RESTAURANTE CON UNA HISTORIA PARA CONTAR

La carta es muy sencilla y se asemeja al estilo de Home Burger, con pocas ofertas en su menú. Pero también tienen una pizza especial, la cual cambia de sabores. Durante los siete meses que tienen de abiertos se han expandido y ya tienen domicilios propios y de Rappi. Además, han pensado como próximo proyecto un nuevo local en el norte de Bogotá.

Por: María Daniela Echeverría