“No queremos que nadie muera de COVID pero tampoco queremos nadie muera de hambre” es el eslogan de este nuevo pacto.

Teniendo en cuenta el impacto que ha tenido el COVID-19, debido a las restricciones para evitar la propagación del virus, diferentes restaurantes caleños se unieron para firmar el Pacto por la vida y el trabajo, que pretende ser una salvaguarda para el gremio.

Este acuerdo, que es iniciativa propia de estos restaurantes, consta de diferentes puntos clave, para asegurar la reactivación de los establecimientos, mantener miles de puestos de trabajo y, a su vez, garantizar las medidas de bioseguridad.

De hecho, para reducir el impacto de esta coyuntura en la economía de estos establecimientos, el gremio propone diferentes alivios, tales como planes especiales de financiación, alivios bancarios y con arrendadores y plazo para renovación de la documentación legal, del periodo 2021.

¿Cuáles son las propuestas de este pacto?

Comerciantes de las zonas gastronómicas de Cali, food trucks, containers de comida, entre otros, proponen que les permitan trabajar, con servicio a la mesa hasta las 11:00 p. m. entre semana y fines de semana hasta la 1:00 a. m.

El objetivo de esta propuesta es funcionar aún en toques de queda, a través de reservas únicas; para llevar a cabo esta idea, el establecimiento debe estar debidamente registrado en una base de datos de la Alcaldía, que será el único medio por el que los clientes pueden realizar una reserva.

Lea también: Gremios de comerciantes se unen para que no hayan más cierres

La reserva única sería entregada por el comercio a los clientes a través de la vía que cada negocio considere más ágil (WhatsApp o correo electrónico). Según proponen, esta debe incluir datos como la zona gastronómica del establecimiento, nombre de clientes y cédula y hora de la reserva. De tal manera, esperan llevar un control más seguro de los clientes y controlar el aforo.

Así mismo, proponen una veeduría por parte de la administración municipal, que vigile el cumplimiento de los debidos protocolos de bioseguridad por parte de los establecimientos que se unen al pacto y asegurando que, en casi de que estos incumplan, no hagan parte de esta estrategia de reactivación. Para garantizar los espacios bioseguros, el gremio también plantea crear corrales por medio de vallas externas.

Le puede interesar: Franquicias, a reactivarse en 2021