El Juzgado Sexto Laboral de Pequeñas Causas de Bogotá emitió una sentencia que declara que entre la plataforma de domicilios Mercadoni y un ‘picker’ hay un vínculo laboral.

Al declarar un vínculo laboral, el Juzgado en cuestión obligó entonces a Mercadoni a pagar a uno de sus pickers el auxilio de cesantías, los intereses sobre las mismas, la prima de servicios, las vacaciones compensadas y a realizar las cotizaciones de seguridad social en pensiones.

Esto, además, abre la posibilidad para que domiciliarios y mensajeros que trabajen para aplicaciones similares puedan ser contratados como empleados por los que respondan por su seguridad social.

Al respecto Gabriel Calderón, CEO de Tu Orden, aplicación de domicilios, considera que era hora que se hiciera justicia con dichos trabajadores. “Esto significa que empezaremos a hacer las cosas bien, estamos ante la posibilidad de hacer una reactivación económica saludable”, expresó Calderón.

Lea también: ¿Cómo elegir una plataforma de domicilios?

La decisión del juez implica el inicio de la formalización. “Para el sector de los restaurantes, esto implica tener que pagar un poco más, aunque no es mucho, es el 8 % de lo que se paga por un plato”, explica Gabriel Calderón.

Ante la pregunta de si será mejor contratar domiciliarios propios para que el costo del domicilio no aumente para los comensales, Calderón dice que mientras las comisiones cobradas por las aplicaciones sean menores al 15 %, es más rentable seguir con este servicio. “La logística interna significa una carga mas para el área de Recursos Humanos que debe activar procesos de contratación; también para los administradores de los puntos de venta que ya no solo deben responder por los colaboradores del local, sino de los domiciliarios”. El CEO de Tu Orden calcula, precisamente

Las plataformas son, además, una buena alternativa para probar una propuesta de negocio pues se convierten en un componente de costo variable, algo que permite escalar un producto.

Se estima que el 25 % de las personas que hace parte de la economía colaborativa paga seguridad social. El otro 75 % o no lo hace o es beneficiario de su pareja o hace parte del Sisben.