El evento Sabores de Colombia  nació en Medellín de forma virtual tendrá su primera versión presencial el próximo 14 de marzo. 

Cuando inició el confinamiento en 2020, seis cocineros de Medellín unieron sus esfuerzos para sacar adelante sus restaurantes. Carmen Ángel de Carmen, Santiago Isaza de Pesqueira, María Adelaida Moreno de La Provincia, Pedro Fernández de The Chef is Back, Laura Londoño de Oci.MDE y Óscar Pérez, de Óscar Pérez Estudio de Cocina idearon junto al empresario Federico Miranda una experiencia a la que bautizaron Sabores de Colombia.

Los cocineros diseñaron cajas de recetas que llegaban a los hogares de sus clientes quienes se conectaban a través de una videollamada y juntos hacían la cena. 

Septiembre de 2020 marcó un hito. Los restaurantes en Medellín abrieron nuevamente sus puertas y las experiencia virtuales desaparecieron paulatinamente. Sin embargo, los comensales aún temerosos por el contagio acudían tímidamente a los establecimientos.

Lea también: “La pandemia nos invitó a crear nuevos modelos de experiencia”: Laura Londoño

Seis meses después, los clientes buscan experiencia bioseguras. Según explica Federico Miranda, “las personas hoy son exigentes con los protocolos de bioseguridad”. También prefieren sentarse en lugares abiertos.

Con la idea de ofrecer un momento alrededor de la buena Sabores de Colombia regresa el próximo 14 de marzo. Esta vez el evento se hará de forma presencial en Zona E, un centro de eventos ubicado en el oriente antioqueño. “Será un lugar en el que la gente tenga varios ambientes”, explica Miranda.

El horario, de 3 a 12 p. m., está pensado para evitar aglomeraciones. Además, el hecho de que las personas puedan estar bajo carpas o al aire libre permite crear un espacio seguro y confiable.

“Pensamos en experiencias como estas pues hay que ofrecer un valor diferencial, un motivo para que las personas salgan de casa a vivir algo diferente”, expresa Miranda.

En ese sentido, los platos fueron diseñados para ser consumidos en cualquier orden. “No es un menú por tiempos, cada uno construye su experiencia y le da orden a lo que quiere comer”. Además de seis platos, habrá postre y el valor de la entrada incluye también un coctel, una cerveza y una botella de agua. “Queremos que el evento sea algo relajado, que haya buena música y que la gente pueda disfrutar de un buen momento”, concluye Miranda.