Ya no es tiempo de llorar sobre la leche derramada. David Penagos, gerente de la cadena de hamburguesas Fire House, da algunas claves para hacerle frente a la crisis.

El cierre ocasionado por la pandemia de COVID-19 fue algo para lo que nadie estaba preparado. Aquellos que lograron sobrevivir hoy tienen el reto de seguir abiertos, de generar confianza y de ser un espacio de socialización.

Sin embargo, la palabra crisis aún aparece en la mente de muchos. ¿Cómo hacerle frente? Hablamos con David Penagos, gerente de la cadena de hamburguesas Fire House en Medellín, quien nos dio algunas recomendaciones:

  1. Para Penagos, lo más importante, es entender que el restaurante es una empresa y que, por lo tanto, debe haber una visión orientada a los negocios. “Hay que enfocarse en generar riqueza y en trazar objetivos que permitan el crecimiento”.
  2. Sentir miedo es normal, sin embargo este no puede dominar las acciones. Hay que superar esa barrera y aprender a tocar puertas, entre ellas las de los proveedores, con quienes es esencial una negociación.
  3. Analizar muy bien las opciones de capitalización. “Antes que desmontar y vender el restaurante, se deben analizar otras opciones. ¿Cómo regresar después”?, reflexiona David Penagos.
  4. Siempre hay que leer el mercado, saber qué piden los consumidores y hacia dónde van las tendencias.
  5. Pensar por fuera de la caja es obligatorio en tiempos de crisis: “pensemos cómo presentar el mismo producto de siempre, pero de forma diferente o qué otros productos se pueden crear. Siempre hay que visualizar las cosas de forma distinta”.
  6. Para Penagos en momentos de incertidumbre, “hay que estar dispuestos a arriesgarlo todo”.
  7. Finalmente, una de las recomendaciones más importantes es organizarse. “En momentos como el actual, no hay espacio para la improvisación. Es fundamental hacer bien las cuentas, esto permite estirar la plata”.