Cuando existe una idea familiar y talento culinario, las ideas fluyen, se juntan y nacen sueños gastronómicos como SOSAS. Un proyecto de tres hermanos sanandresanos, Daniela Sosa, Carlos Sosa y Javier Sosa, que quieren llevar la gastronomía a otro nivel, por este motivo decidieron poner en sus productos, creatividad, profesionalismo y calidad.

SOSAS juega con sabores, texturas, formas y diseños para que cada momento sea especial, sus panes han sido catalogados como unos de los mejores de Bogotá y se hornean con los más altos estándares para que lleguen frescos y deliciosos a los clientes.

Tienen una propuesta de valor única, se basa en la panadería y repostería que es hecha a diario. Con el concepto de panadería, crearon una carta de alta cocina muy original en la que se mezcla la buena comida y el buen ambiente. Además, su concepto estético y diseño del lugar, sobresale como un restaurante en donde se puede disfrutar durante todo el día.

El menú tiene alrededor de 40 platos, para todos los momentos del día, desayuno, brunch, almuerzo y cena. Los comensales podrán encontrar panes horneados frescos como es el de maíz, que tiene como referencia la receta de sopa paraguaya de su abuela.

Así mismo, dentro de esta oferta gastronómica hay  platos destacados como el pulpo roll con pan tipo perro horneado cada mañana, focaccias rellenas, que son un fuerte muy enfocado en su marca, el pork belly cocinado en cocción lenta por 24 horas y las paletas de cheesecake, por las cuales han sido conocidos durante los últimos años.

El lugar tiene un concepto único en Colombia donde las personas tienen la posibilidad de armar sus cheesecakes de sabores a su gusto, adicionando coberturas, toppings y salsas.

SOSAS se ha caracterizado por ser una empresa creativa y que ha demostrado resiliencia frente a los retos que les ha traído emprender. Al ser un emprendimiento sanandresano, la isla se convirtió en un gran aliado durante el confinamiento decretado por causa del COVID-19, recibiendo el apoyo de todos los ciudadanos.