Starbucks anuncia plan amigable con el medioambiente

En una carta pública que cita la misión de la compañía de inspirar y nutrir el espíritu humano, el director ejecutivo de Starbucks, Kevin Johnson, anunció un compromiso que perdurará por décadas, para lograr ser una compañía de recursos positivos, aspirando a regresar más de lo que toma del planeta.

El anuncio incluyó objetivos preliminares basados en la ciencia y enfocados en la reducción de emisiones de carbono, el uso del agua y los desechos para el 2030, asimismo, describió cinco estrategias que la empresa ha identificado para alcanzarlos y aprovechar los recursos positivos.

“A medida que nos acercamos al 50 aniversario de Starbucks en el 2021, miramos hacia el futuro con un mayor sentido de urgencia y convicción de que debemos desafiarnos a nosotros mismos, pensar en grande y hacer mucho más en alianza con otros para cuidar el planeta en el que vivimos”, comentó Johnson.

La aspiración de la compañía es convertirse en una empresa de recursos positivos, almacenando más carbono del que emite, eliminando desperdicios, y proporcionando más agua limpia.

“Esta aspiración está anclada en la misión de Starbucks”, mencionó Johnson. “Al adoptar una propuesta de valor a largo plazo para nuestra Compañía con enfoque en lo económico, lo equitativo, y en el planeta, crearemos mayor valor agregado para todos nuestros grupos de interés”.

Un estudio detallado sobre la huella ambiental de Starbucks basada en datos de emisiones de carbono, consumo de agua y desechos en las operaciones globales y en la cadena de suministro, establecieron las cinco estrategias para priorizar el trabajo.

Cinco estrategias amigables con el medioambiente

  1. Ampliación de las opciones de origen vegetal, migrando hacia un menú más amigable con el medio ambiente.
  2. Cambio de empaques de un solo uso a reutilizables.
  3. Inversión en prácticas innovadoras y regeneradoras en temas de agricultura, reforestación, conservación de los bosques y reposición de agua en la cadena de suministro.
  4. Inversión en mejores formas de gestionar residuos, tanto en tiendas como en las comunidades, para garantizar una mayor reutilización, reciclaje y eliminación de desperdicios de alimentos.
  5. Innovación para desarrollar tiendas, procesos de operaciones, procesos de manufactura y servicios de entrega más amigables con el medio ambiente.

Johnson también resaltó tres metas preliminares para el 2030. Como por ejemplo, reducir el 50 % en las emisiones de carbono en las operaciones directas y cadena de suministro de Starbucks.

De igual forma, el 50 % de la extracción de agua para operaciones directas y para la producción de café será conservada o repuesta, con foco en las comunidades y cuencas con alto riesgo de agua.

Y finalmente, una reducción del 50 % en los desechos enviados a los rellenos sanitarios desde las tiendas y procesos de manufactura, impulsados por un cambio más amplio hacia una economía circular.

Para subrayar este compromiso, Starbucks firmó un compromiso con la iniciativa de la Fundación Ellen MacArthur para una nueva economía de plásticos estableciendo ambiciosos objetivos de economía circular para sus empaques.

En el  aniversario de Starbucks en 2021, la compañía formalizará sus objetivos ambientales para 2030 en función de lo que ha aprendido ahora y en el pasado.