Luego de una intervención de dos años y medio en la que participaron más de 40 personas en diferentes frentes, y con una inversión cercana a los $5.700 millones de pesos, se entregará próximamente totalmente restaurada la casona Villa Adelaida considerada Bien de Interés Cultural Nacional.

El proyecto es que a futuro la casona, que cuenta con 6.400 mt2, funcione como un restaurante ya que según el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) esta actividad está entre las que más se ajustan a las dinámicas del sector; “además es ideal para convertir el lugar en un espacio de visita para ciudadanos y turistas.” aseguró Rodolfo Ulloa, arquitecto restaurador que estuvo a cargo del proyecto.

Por esta razón, la obra contempló equipar la estructura con los requerimientos necesarios para las actividades propias de una empresa gastronómica. “Se adaptó el sótano como una amplia zona para ubicar cuartos fríos, cuenta con ascensores montaplatos, un solárium con una zona cubierta en vidrio y pequeños salones para reuniones más privadas; además seguirá contando con el parqueadero en la parte de atrás con acceso directo a la casa.” Indicó el arquitecto Ulloa.

Villa Adelaida no solo se convertirá en un patrimonio restaurado que guarda entre sus paredes cientos de historias y miles de recuerdos, sino también en un nuevo atractivo turístico y gastronómico para los visitantes a la capital del país.

Con el crecimiento de la ciudad, hoy la casona hace parte de uno de los sectores más exclusivos en el corredor de la carrera 7 entre las calles 70 y 70ª.

De acuerdo con Rodolfo Ulloa, la renovación incluyó el reforzamiento de la estructura y cambio de las vigas “para garantizar su conservación por otros cien años” aseguró.