Raúl López experto en carnes maduradas y fundador de La Macheleria Steak House le enseña valiosos tips sobre cómo maridar carne con cerveza y darle a su cliente la mejor experiencia.

No hay nada más rico que un buen corte de carne  como la punta de anca, el T-bone, el Tomahawk o el New York o el Cowboy que acompañarlo de una muy buena cerveza, bebida que limpia el paladar y enaltece los sabores y salsas con que vayan acompañados.

Antes de pensar que cerveza escoger para disfrutar una buena carne debemos tener claro que es el maridaje: es la combinación perfecta de una bebida y un alimento, en este caso, la unión armoniosa de la cerveza con la carne.

Después de entender qué es el maridaje, se debe tener en cuenta el alimento que se va a escoger, si es grasoso, picante, condimentado, salado, ahumado o es un plato liviano.  Y de manera especial, por el lado de la cerveza se debe tener en cuenta que existen dos tipos de fermentación: la  Ale y la Lager, de donde provienen todos los tipos de cerveza que conocemos, como la Pilsen, la Bock, la Dunkel, la Pale Ale, la Ipa, la Porter y demás clases de cervezas alrededor del  mundo.

Delirium Tremens

Delirium Tremens es perfecta para maridar cortes de res madurados en seco. Esta cerveza  nace en Bélgica como una cerveza Pale Ale que ha sido catalogada dos veces como la mejor cerveza del mundo debido a su triple fermentación, aromas notablemente ligeros a malta, caramelo y algunos toques cítricos, toda una delicia cervecera, la hacen muy versátil y va bien con la mayoría de los platos, pero en especial con cortes madurados en seco tales como, el T-bone, Tomahawk o Cowboy ya que se combinan los aromas cítricos de la cerveza con el sabor indescriptible de un corte madurado en seco.

Gulden Draak

Una cerveza también belga tipo quadruple Ale, de las más galardonadas en el mundo por su segunda fermentación en la botella gracias a la levadura de vino de Bordeux, más conocida como el “vino de cebada”. Este proceso desarrolla un aroma compuesto afrutado y dulce, especial para maridar platos que son grasos como la punta de anca, Cowboy y New York. Esta cerveza ayudará siempre a “lavar” el paladar después de cada mordida preparándolo para su próximo bocado.

Schöfferhofer

Es una cerveza Ale, rubia turbia producida en Alemania a base de trigo y cebada. Su éxito es gracias a las increíbles notas a clavo, banano y cítricos que aportan en boca, con apariencia  de cerveza turbia, pero al momento de probarla genera una sensación refrescante que desata una fiesta de burbujas en tu paladar, ideal para acompañar cortes de cerdo como el codo bañado en salsa de uchuva, las costillas en salsa agridulce o los chorizos de la casa.