Con el propósito de evitar o disminuir la propagación del COVID-19 en la comunidad del sector hotelero, el Gobierno hizo una serie de recomendaciones.

Dentro de las tareas a seguir están el Informar y capacitar a los empleados del hotel, hostal u hospedaje sobre el reconocimiento de signos y síntomas de la enfermedad, así como sobre las medidas de prevención del Covid-19 tales como: Lavar las manos frecuentemente con agua y jabón o uso de un gel desinfectante; evitar toser y estornudar en público o hacerlo sobre el brazo o un elemento desechable.

De igual forma, usar tapabocas cuando presente sintomatología de enfermedad respiratoria; evitar tocarse la cara; evitar el contacto con personas enfermas de gripa; saludar sin contacto físico; limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente; desechar en un sitio seguro los tapabocas y demás elementos de protección personal utilizados.

También, los dueños de los hoteles deben hacer extensiva la capacitación a terceros que no están vinculados directamente con el hotel pero que prestan servicios a los huéspedes y visitantes, como es el caso de transporte de pasajeros.

Por otro lado, instar al personal a quedarse en casa cuando presente síntomas respiratorios compatibles con coronavirus o un miembro de su familia los presente y liderar procesos de inducción dirigidos a establecer cómo deben realizarse las tareas diarias de forma más segura y el uso de los elementos de protección personal.

Estos establecimientos también deben dotar de elementos de protección personal (en especial tapabocas y guantes) a los trabajadores que interactúan con huéspedes y visitantes, así como aquellos que adelantan labores de limpieza de habitaciones y servicios de lavandería. Esta dotación debe estar acompañada de instrucciones para el correcto uso de estos elementos.

Finalmente, el Gobierno recomienda activar e implementar planes de contingencia. Este proceso debe contar con el compromiso de la alta gerencia y quienes lideran los sistemas de seguridad y salud en el trabajo, además debe incluir recursos humanos, insumos y procedimientos de actuación y evaluación de riesgo según el lugar de procedencia de los turistas y visitantes.

El plan debe incluir medidas de promoción y prevención para reducir la propagación y contagio del COVID-19 y procedimientos necesarios en caso de ser identificados huéspedes o visitantes con sintomatología compatible con COVID -19, el cual debe incluir la asignación de un espacio retirado de los demás huéspedes y trabajadores del hotel y la provisión de elementos de protección respiratoria (mascarilla quirúrgica).

Sobre el mantenimiento preventivo y limpieza de los sistemas de ventilación, el Gobierno recomienda evaluar la posibilidad del cierre temporal de áreas comunes y cancelación de eventos que impliquen una alta afluencia de personas, si existe un aumento de casos de COVID – 19 en la zona de ubicación del hotel.