La ansiada reactivación sigue presente en las expectativas del sector gastronómico colombiano.

Los empresarios confían que al final del 2019 se haya superado la etapa que ha ralentizado la dinámica del sector, reconocido por ser uno de los principales generadores de empleo para la población económicamente activa en Colombia.

De otra parte, con un crecimiento económico registrado del 4,9 % en 2019 según Fedesarrollo para el sector de alojamiento y servicio de comidas, se avizora con algo de optimismo con la llegada del nuevo año. “Para 2020 mantenemos nuestro pronóstico de crecimiento en 3,5 % debido a un desempeño favorable de la demanda interna, a su vez impulsada por un mayor dinamismo en el consumo de los hogares y a un mejor comportamiento en la inversión”, señala la Prospectiva Económica de la entidad.

El valor agregado del sector comercial se ubicaría en 4,5 % fundamentado principalmente en un mejor comportamiento del consumo de los hogares.

Asimismo, la proyección de crecimiento del consumo total es de 4,2 %, consistente con un mayor dinamismo en el consumo privado (4,5 %) y una mejor expectativa de ajuste en el ingreso disponible de la economía. El valor agregado del sector comercial se ubicaría en 4,5 % fundamentado principalmente en un mejor comportamiento del consumo de los hogares, el cual favorecerá el comportamiento del comercio y de los servicios de alojamiento y restaurantes.

“El crecimiento económico estará seguramente por encima del Producto Interno Bruto. Nosotros lo proyectamos entre el 2,5 % y el 3,5 %, esperando que el dinamismo con el que el sector venía hasta el 2016 empiece a reactivarse”, afirma Nabi Consulting.

Dentro de los factores que no han permitido un crecimiento mayor al 1 % en los negocios gastronómicos, según la firma en mención, están las implicaciones de una Reforma Tributaria que hizo que muchos establecimientos tuvieran que repensarse, trasladarse a otras zonas de la ciudad o bien cerrar para siempre.

Retos clave

De acuerdo con las fuentes consultadas, cuatro son los principales desafíos que enfrentará el sector de la hospitalidad en el nuevo año.

1. Informalidad

Estimaciones del Dane registran que la informalidad ronda el 80 % del total de negocios gastronómicos del país. Su crecimiento en los últimos años, según estimaciones de Acodrés, se ha visto estimulado en buena medida por el crecimiento de las plataformas de domicilios, que permiten la preparación de alimentos para llevar en lugares que no siempre cumplen con requisitos legales. Esto genera un ambiente de competencia desleal desbordado, en un sector que influye directamente en la salud de la población.

2. Tecnología

La tecnificación del mercadeo y la virtualización de las ventas impulsan a los restaurantes a conocer mejor a su cliente, y a fidelizarlo, de manera que no queden expuestos a perder su mercado. Asimismo, es la oportunidad de brindar un servicio personalizado, ajustado a los hábitos de consumo actuales, en los que el comercio electrónico cada vez es más creciente.

3. Ventas en línea

Un estudio realizado por las firmas BrandStrat y Netquest, el 22 % de los colombianos tiene y utiliza aplicaciones para este propósito, siendo los Millennials quienes se han convertido en la fuerza de venta más significativa y de mayor valor. Con la penetración creciente de las herramientas digitales, los negocios deben adaptar su capacidad para dar respuesta inmediata al consumidor.

4. Reforma laboral

Para el 2020, la ventana de oportunidad que se abre para los restaurantes ante la posibilidad de la contratación por horas, que propone en la Reforma Laboral, permitiría atender los fines de semana mayor demanda de servicios y generar empleo en la población joven. Es por eso que los empresarios ven con buenos ojos la medida que ayudaría a flexibilizar la operación. Según Acodrés un 30 % de la operación actual de los restaurantes es temporal, por lo que, de aprobarse este ítem de la reforma, se podrían generar entre 150.000 a 200.000 vacantes.