Con la llegada de la temporada decembrina y los controles que aún existen en bares y gastrobares, las barras itinerantes son una opción para generar ganancias. ¿Cómo hacerlo de forma biosegura?

Cuando se aprobaron los protocolos para la reapertura segura de los bares y gastrobares en Colombia, el sector del entretenimiento pudo respirar. Sin embargo, temas como el aforo y el distanciamiento social siguen representando amenazas para la subsistencia de algunos locales.

Algunos han decidido ampliarse. Uno de ellos es Huerta Bar, que empezó la búsqueda de un local más grande para poder servirle a más personas garantizando siempre la distancia social.

Mientras eso sucede han ampliado su portafolio de servicios y empezaron a ofrecer barras itinerantes que visitan a sus clientes y llevan la experiencia del bar a la sala de las casas.

Es una nueva oportunidad de generar ganancias, sobre todo en épocas de fin de año en las que las fiestas de celebración no podrán hacerse en los establecimientos públicos.

Para Carlos Ortiz, Director de Relaciones Corporativas para Diageo Colombia, “la idea de servicios en casa, barras auxiliares que nos permiten brindar experiencias elegantes y más profesionales ha cobrado especial fuerza tras la pandemia”. Para crear una barra itinerante se deben tener en cuenta tres principios: su estética, su funcionalidad y la seguridad. “Este último concepto está dirigido al cumplimiento de los protocolos que garanticen la integridad tanto del cliente como del bartender”, agrega Ortiz.

Así, si su negocio piensa sacar del local la barra y el barman, no puede olvidar la generación de confianza. Entre las recomendaciones que da Ortiz “está la limpieza pre y post servicio de la barra. Esta debe hacerse a profundidad y debe incluir todos los elementos que la componen (superficie, organizadores, puertas, llantas…)”.

Winston Franco, uno de los socios de Huerta Bar, se ha dedicado a la creación de experiencias bioseguras no solo en el local, sino en este tipo de servicios itinerantes. “En primer momento, debemos seguir el mismo protocolo que hay dentro del local. Sin embargo, como estamos entrando a las casas, sí debemos ser mucho más estrictos”, explica Franco.

Sin embargo, no se puede dejar de lado que la experiencia debe ser cálida y cercana. Por ello, además del cumplimiento de medidas de bioseguridad (ver recuadro), las recomendaciones que hacen los expertos tienen que ver con mercadeo, branding y servicio al cliente.

 Pasos por seguir

Lo primero, es crear un traje especial para proteger tanto al barman como a los comensales. Para Franco, “es importante que esa vestimenta represente la marca”. Debe haber calidez, cercanía e identidad corporativa, algo que, además, exprese amabilidad con el cliente.

El barman debe convertirse en todo un showman: es un momento exigente porque mientras en el bar los clientes en la barra rotan o, incluso, no tienen contacto con quien prepara las bebidas, en un hogar, los comensales siempre están pendientes de él.

En cuanto a las bebidas, la recomendación es la de hacer ofertas temáticas: crear una experiencia a partir de un tipo de whisky, hacer una cata de ginebras, entre otros. Winston Franco cree que lo ideal es ofrecer una carta limitada incluso, acordada con el cliente con anticipación, para así poder manejar un inventario coherente con la experiencia. “Eso sí, debe haber anticipación: la idea es tener una oferta que permita que los invitados puedan tomar más de dos cocteles diferentes”, dice Franco. Acá, además, empieza a jugar el presupuesto de los clientes.

La barra que se lleva a casa debe ser portable y no debe medir más de un metro y medio de ancho por uno de largo. Además, su diseño debe ser práctico y seguro. Miguel Arango, Gerente de Marca de Brown-Forman para la región Andina, recuerda cosas que a veces se olvidan: “hay que desinfectar la barra, garantizar que cada pieza que toca el piso de una casa recibió el tratamiento adecuado”. Otro tema, es pensar en la facilidad de transporte por lo que se puede diseñar una barra portátil y convertible.

 ¿Cómo comunicar confianza al cliente?

La confianza del consumidor es, sin duda, una de las prioridades de la industrira. “Hemos trabajado durante los últimos meses de la mano con el Gobierno para adaptarnos al contexto actual, mediante la creación en conjunto de protocolos de bioseguridad que le brinden al cliente la confianza necesaria respecto al cuidado de su salud y bienestar, para que pueda disfrutar de los momentos compartidos con sus seres queridos”, explica Carlos Ortiz de Diageo.

Diageo Colombia respalda iniciativas como #ParaQueSeRepita, liderada por la alianza ACIP, conformada por Tour Gastronómico, Prolicores, Asovinos, ACIL y CABA, y los gremios Asobares y Acodrés. A través de esta campaña se busca promover activamente el autocuidado y el consumo y venta responsable de bebidas alcohólicas entre consumidores y todos los actores que hacen parte de la industria del entretenimiento y gastronómico del país.

“Uno de los propósitos de este tipo de iniciativas es que buscamos que los consumidores se sientan tranquilos de reencontrarse, reconociendo que para garantizar que las celebraciones se repitan, es necesario seguir atentamente los protocolos de bioseguridad establecidos y que el consumo de alcohol sea siempre con consciencia y moderación”, concluye Ortiz.

Medidas de bioseguridad

  • Al momento de llegar, el barman debe cambiarse de ropa y aplicarse desinfectante. El proceso debe repetirse al momento de la salida.

  • Los implementos usados en la preparación de los cocteles deben estar previamente esterilizados.

  • El barman debe tener un vestido especial, además debe protegerse con tapabocas, guantes y careta.

  • Debe evitarse invitar a los clientes a preparar los cocteles.

  • Los comensales solo deben quitarse los tapabocas al momento de beber un coctel.

  • El menaje para usar nunca debe ser el de la casa de los comensales. Lo ideal es buscar vasos desechables, en preferencia que sean amigables con el medio ambiente.

  • Tanto el barman como los comensales deben lavarse las manos de forma activa.

  • Hay que buscar un consumo responsable y que los clientes tengan una experiencia memorable.

Es importante que los asistentes a la reunión respeten el distanciamiento.