2022 en clave económica: ¿Qué le depara al sector gastronómico?

2022 en clave económica: ¿Qué le depara al sector gastronómico?

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

Si en 2021 la industria intentó reacomodarse tras un 2020 caótico, el próximo año se espera que la reapertura social definitiva limpie los números que aún están en rojo.


Las expectativas y proyecciones respecto al escenario económico que enfrentará en 2022 la industria gastronómica son muy neutrales y medidas, de acuerdo con diversos actores del sector consultados por La Barra. El coletazo que produjo la pandemia en 2020 no ha sido posible de superar en 2021. En gran parte del año, en especial en el primer semestre, las restricciones sanitarias para evitar la propagación de contagios se mantuvieron vigentes y sumando los inconvenientes de orden público que se presentaron entre mayo y junio, se propició un combo que golpeó con dureza los esfuerzos de reactivación.

“Estamos en el limbo”, sugiere el asesor y restaurantero Juan Manuel Moreno, quien ha visto cómo muchas empresas han vivido momentos complicados en meses recientes, y si bien valora los esfuerzos que se han dado desde el Gobierno y el Congreso por gestionar beneficios como la exención de impuestos al consumo o la exclusión del IVA a algunos miembros de la industria (ver entrevista con el senador Horacio J. Serpa), sin estas medidas “el negocio no sería rentable y se fomentaría la ilegalidad”.

Adriana Plata, presidenta ejecutiva de Asobares, recuerda que entre el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, y el cierre del primer semestre de 2021, el 30 % de las empresas del sector cerraron por completo sus operaciones. Al final de 2021 el balance ha mejorado, con el restablecimiento de los horarios habituales y la ampliación de aforos, pero aún en 2022 se deberá seguir hablando de recuperación.

“No solo fue un periodo largo de cierres permanentes, sino que no hubo unidad en las medidas que tomaron los gobernantes en cada ciudad o departamento. Entonces en 2022 muchos empresarios continuarán pagando el endeudamiento acumulado que debieron adquirir para cubrir los gastos durante la pandemia”, señala Plata.

Beneficios como la exención en el impoconsumo y del IVA a las franquicias fueron alicientes que, sin embargo, no se disfrutaron por completo por la industria dados los cierres que se presentaron en particular en el primer semestre de 2021, y además porque no cobijaron sino a algunos –los del régimen simple de tributación– y no a todos, por lo que el gremio insistirá para que estos se mantengan en 2022.

“Estamos esperando que se apruebe el proyecto de ley que extiende los beneficios de la ley del turismo, que sin duda sería un alivio para todos”, asevera Plata.

Una arista más: los precios de los insumos

Un tema que complica el panorama para los restauranteros que ya proyectan sus finanzas con miras a 2022 es el de los precios de los insumos, que en el cuarto y último trimestre de 2021 reflejan incrementos más elevados de lo habitual.

Juan Manuel Moreno reporta que en ciudades como Medellín y Cali las alzas en proteínas, por ejemplo, han alcanzado los 35 %, coincidiendo con Gabriel Calderón, CEO de La Lonchera y de Tu Orden, y presidente del capítulo Bogotá de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodres), en que esto irá alimentando la sensación de incertidumbre que ya estaba bastante acentuada con las circunstancias mencionadas y que inevitablemente terminarán notando los consumidores.


El coletazo que produjo la pandemia en 2020 no ha sido posible de superar en 2021.


“Las cadenas de restaurantes que no hacen parte del régimen simple de tributación (las cuales facturan más de 3.600 millones de pesos) y que no fueron incluidas en los beneficios con las exenciones de impuestos en la Ley 2068 de 2021 tendrán que aumentar sus precios hasta en un 15 %” de acuerdo con lo que proyectamos en Acodres”, apuntó Calderón.

Para el chef Gabriel Jaime Gómez, @gabo_cocina en Instagram, el panorama en la consecución de materias primas será aún más incierto para quienes son emprendedores como él, que no cuentan con una estructura amplia que les permita tener ventajas en almacenamiento y logística.

“El escenario es poco positivo, las proyecciones indican que la logística y las importaciones estarán colapsadas hasta junio de 2022. Por tanto, las compras de materias primas serán complejas y todo estará cuesta arriba, porque hay que lograr ajustar los costos basados en la especulación que ya hay desde ahora, basados en una hiperinflación con la devaluación en la que está el país actualmente”, sostiene.

Para hacerle frente a esta situación, Gómez, sugirió a sus colegas que desde ahora se anticipen a las negociaciones de sus insumos en especial en aquellos que se adquieren a grandes volúmenes, asegurándose de comprar de forma escalonada y con el precio que rige en la actualidad, esto previo acuerdo con los proveedores.

Otra recomendación de Gómez es activar e implementar un plan de rotación de esos productos, con proyecciones a mediano y largo plazo que evite el trabajar con lo del diario, evitando así sobrecostos no contemplados de acuerdo con las alzas en los precios y se desperdicien los beneficios otorgados en la Ley 2068.

¿Qué aspectos positivos se vislumbran?

El panorama no es el deseado, pero no todas las proyecciones son pesimistas o por lo menos menguadas. Para Juan Manuel Moreno, se espera que la ocupación en los restaurantes llegue a los niveles prepandemia y se alcance el 100 %, lo cual incentivaría la recuperación de empleos y que las cadenas puedan seguir invirtiendo en más aperturas.


El panorama no es el deseado, pero no todas las proyecciones son pesimistas o por lo menos mengua das.


Moreno, además, ve con buenos ojos las gestiones que está haciendo el senador Horacio J. Serpa para que se extiendan los beneficios brindados por la ley del turismo, porque se ha dejado guiar por las asociaciones gastronómicas que le han ayudado a proponer lo que en realidad la industria necesita y se logre su reactivación total.

En la misma línea se pronunció Adriana Plata, de Asobares, quien de paso confía en que el Plan Nacional de Vacunación siga ampliando su alcance para que se continúen flexibilizando las restricciones, en especial en horarios nocturnos, que cambió algunos hábitos entre los consumidores, como salir más temprano a comer y no frecuentar los sitios gastronómicos después de las nueve o diez de la noche.

El tiempo hablará y dirá qué panorama económico será el que transite la gastronomía colombiana en 2022.

¿Cuál es su perspectiva respecto al comportamiento que tendrá la economía en 2022, particularmente en el sector de los restaurantes?

“El turismo y sus subsectores serán determinantes en la reactivación que necesita el país en 2022. Si insistimos en la vacunación y el autocuidado, será el año de la reapertura social y con ello vendrá el consumo. Los restaurantes y bares fueron dos de las actividades económicas más afectadas por la pandemia. Esto es muy grave si se tiene en cuenta que de la operación de estos establecimientos y de su cadena de abastecimiento viven miles de familias colombianas. Debemos seguir haciendo un esfuerzo por ayudarlos a reactivarse, con beneficios tributarios, con la extensión del plan de apoyo al empleo formal y con programas especiales para promover su operación”.

Usted promovió la denominada ley de turismo. ¿Cuál es el aporte que esta ley le podría brindar a la recuperación económica de los restaurantes y en general de todo el sector gastronómico el año entrante?

“Mediante esta ley impulsamos y logramos varios alivios económicos y tributarios para el sector, como la tarifa del 0 % en el impuesto al consumo para bares y restaurantes durante 2021, la exclusión transitoria de IVA a los restaurantes y establecimientos dedicados al expendio de comidas y bebidas que operan mediante contratos de franquicia, entre otros.

Conscientes de que la reactivación no ha sido la que esperamos y de que todavía tardaremos varios meses más en recuperarnos, propusimos y conseguimos este año en la discusión de la nueva Ley de Inversión Social la prórroga a todos estos beneficios hasta diciembre de 2022, tales como la suspensión de la sobretasa a la energía, la exención de IVA a los servicios de hotelería y turismo y el impuesto al consumo con tarifa del 0 % para bares y restaurantes que hagan parte del Régimen Simple de Tributación.

No obstante lo anterior, estoy insistiendo en un nuevo proyecto que se prorroguen los estímulos tributarios de la Ley 2068 hasta el 2022, sin importar el régimen tributario al que pertenezcan las empresas y comercios afines al sector”.

Te podría interesar...

Lo más leído

Arcos Dorados lanza el MCampus Comunidad
Comidas rápidas

Arcos Dorados lanza un Programa de Orientación Vocacional para los jóvenes como parte de l...

Juan Pablo Tettay De Fex・Ago 22, 2022
Antioquia es la inspiración de Nespresso
Bebidas calientes

Nespresso se inspiró en Antioquia para realizar un homenaje a sus costumbres, el color de ...

Juan Pablo Tettay De Fex・Ago 10, 2022
prochile-encuentro-negocio.jpg
Noticias

El lunes 8 de agosto falleció el antropólogo Julián Estrada, uno de los personajes más inf...

Juan Pablo Tettay De Fex・Ago 10, 2022
Rueda de negocios
Distribuidores

Del 30 de agosto al 1 de septiembre, ProChile organiza un encuentro de negocios que se lle...

Juan Pablo Tettay De Fex・Ago 23, 2022

Notas recomendadas por el editor

26/05/2008

Ferias comerciales y de negocios cortas toman f...

Ferias comerciales y de negocios cortas toman fuerza Una nueva modalidad de ferias comerciales y de negocios toma fuerza en el país. Se

LEER MÁS »

11/10/2011

Salario emocional: motor de gente feliz y produ...

María Paula Ospina Perdomo La rotación de personal genera unos costos muy altos para la organización ya

LEER MÁS »

21/11/2008

Nueva Distinción Internacional para Mausi Sebes...

NUEVA DISTINCIÓN INTERNACIONAL PARA MAUSI SEBESS El pasado mes de junio, la Orden de los Caballeros de la Mesa Blanca, de Budapest,

LEER MÁS »