El consumo de pavo en Colombia va en aumento y las empresas de este renglón se modernizan y ofrecen una variada gama de productos tanto crudos como procesados ya cocinados.

La Casa del Pavo es la empresa colombiana especializada en producir productos crudos y cocinados de pavo, fundada en 1979, crió los primeros mil pavitos en la sabana de Bogotá en una pequeña finca de una fanegada.

En 1982 se establece una finca en Tenjo, se construyen galpones con capacidad para albergar y engordar 56.000 pavos, se construye una planta de sacrificio semiautomática para sacrificar 1.600 pavos por día y también se construye una planta de congelación para el almacenaje de los pavos. En estos tiempos se producía principalmente pavo entero y presas crudas de pavo. También desde 1979 se producían, solo para la temporada decembrina, productos navideños como pavos al horno, pavos rellenos, rollo ahumado de pavo y pechuga campesina francesa de pavo.

En 1999 adecuaron su primera planta de embutidos y productos de delicatessen de pavo en la ciudad de Bogotá y se desarrollan otros productos de salsamentaria, tales como jamón de pavo, jamón de pechuga, galantina de pavo, jamonada de pavo, salchichas y chorizos de pavo, pechuga bbq de pavo, se obtienen los permisos sanitarios de los productos y se inicia una venta en los más importantes supermercados de esa época. La empresa contrata 23 impulsadoras y tres supervisoras de ventas que se encargan de hacer degustaciones en más de 30 puntos de venta.

En 2005 se acaba la producción de pavos ya que el gobierno colombiano libera las importaciones de carne de pavo y llegan pavos de EE. UU., Chile y Perú principalmente, pavos que se producían en esos países con subsidios y una mayor ventaja competitiva. Fueron tiempos muy complicados, las otras productoras de pavo fueron liquidadas y ‘La Casa del Pavo’ logró sobrevivir ya que tomaron una distribución exclusiva de pavos del Perú de marca Gramobier. Importaban solo pavos enteros y procesaban el pavo crudo en su planta de Bogotá.

En 2010 se construye una nueva planta de embutidos que ante el Invima se denomina fábrica de alimentos y se moderniza la planta acondicionadora de carne cruda de pavo, mientras siguen usando pavo importado principalmente de EE. UU. y de Perú. Las dos plantas son reconocidas por el Invima y ambas cuentan con todos los permisos y licencias de funcionamiento.

En el año 2012 se suspende la venta de productos de salsamentaria de pavo en supermercados y la empresa se enfoca en la venta a nivel institucional, gestión que hace hoy en la actualidad.

‘La Casa del Pavo’ produce una amplia gama de productos crudos de pavo. Además de las presas de pavo crudo, se comercializan rollos de pavo, rollos de pechuga, carne molida de pechuga para hamburguesa y albóndigas. Pavos deshuesados listos para ser rellenados, pechuga de pavo porcionada desde 120 hasta 400 gramos congeladas y empacadas individualmente. Esto facilita el uso por parte de los chefs y personal encargado de la preparación. También producen pechuga natural precociday una gran variedad de productos embutidos y de delicatesen premium que todos contienen entre un 80-95 % de carne de pavo.