En los últimos años la industria cervecera se ha destacado por su apuesta en la creación de nuevas variedades y sabores, experimentando a partir del uso de diferentes materias primas y procesos de elaboración. Esta constante innovación responde a las nuevas tendencias y comportamientos de los consumidores que en el último año han aumentado su interés por el segmento de cervezas premium que presenten al público una propuesta de valor con algo más que ofrecer diferente a lo tradicional. Este diferencial se evidencia principalmente en los productos que combinan dos tipos de malta, una tendencia que recientemente ha cobrado especial relevancia.

En el mercado internacional se han introducido varias propuestas que combinan dos tipos de malta, como es el caso de Brahma Duplo Malte en Brasil, cuyo lanzamiento en medio de la pandemia fue el más grande en la historia de la cervecera nacional Ambev y que en tan solo cinco meses se convirtió en la marca líder del país en su segmento.

De igual forma, Cusqueña Doble Malta en Perú y Castle Double Malt en Sudáfrica son claros ejemplos del auge que estas variedades están teniendo alrededor del mundo pues sus lanzamientos también gozaron de amplia aceptación en sus respectivos territorios.

El público colombiano conoció por primera vez una cerveza de este tipo en agosto de 2021 cuando Bavaria introdujo Club Colombia Doble Malta al mercado nacional con el objetivo de dar a las personas una nueva opción de líquido que conservara las credenciales premium de la marca, al tiempo que reclutaba un nuevo perfil de consumidor que busca experimentar propuestas de alta calidad.

Esta variedad combina la malta Pilsen de origen colombiano y la Múnich de origen alemán, para dar como resultado una cerveza que se destaca por su suavidad y espuma cremosa frente a las demás integrantes del portafolio.

Contrario a lo que se podría pensar, Club Colombia Doble Malta tiene un líquido menos amargo, en parte debido a la malta Múnich que solamente se encuentra presente en esta variedad y le otorga sus propiedades únicas en cuanto a sabor, aroma y cuerpo. Gracias a sus notas ligeramente dulces, esta cerveza es ideal para disfrutar con carnes al horno, preparaciones a la parrilla y ahumadas, comida de mar e incluso postres; con lo cual la marca le apunta a seguir construyendo sobre los momentos de consumo gastronómicos.

La experimentación en el uso de diferentes maltas plantea un nuevo universo de innovación para las marcas de cerveza que seguramente seguirán explorando esta y nuevas posibilidades que surjan a medida que las tendencias del mercado y el comportamiento de los consumidores evolucionen.